Saltar al contenido
Solarix Studio Tortosa

Instalación solar aislada empresas

En primer lugar, queremos dejar claro que hoy por hoy, es mucho más rentable una instalación fotovoltaica de autoconsumo conectada a red, que una aislada. 

Dicho lo anterior, el autoconsumo fotovoltaico aislado de la red en empresas es una gran solución cuando hablamos del ámbito rural. Naves ganaderas, granjas de pollos, explotaciones frutícolas, agrícolas o ganaderas, hoteles rurales, etc. 

Y es que muchos de estos negocios que no tienen a su alcance la red eléctrica convencional, funcionan mediante generadores que conllevan un gran desembolso económico en materia de combustible. 

Una instalación fotovoltaica aislada industrial es capaz de alimentar los consumos de este tipo de edificios, desde aquellos que solo deben alimentar algunos puntos de luz, climatización y poco más, a los que precisan alimentar maquinaria pesada. 

Siempre y cuando dichos consumos se tengan en cuenta en la fase de dimensionamiento de la instalación y el cálculo del sistema fotovoltaico aislado para tu empresa se haga de forma precisa y correcta.

Presupuesto instalación solar aislada empresas

Tensión de trabajo del sistema aislado para tu empresa

Seleccionar la tensión de trabajo es el primer paso a la hora de proyectar una instalación fotovoltaica de autoconsumo aislada para tu negocio. Si los consumos son reducidos, podemos tener en cuenta todo lo explicado en el apartado de autoconsumo fotovoltaico aislado para hogares

Sin embargo, usualmente las empresas pueden demandar consumos mucho mayores… y si hacer una instalación aislada doméstica ya requiere de un estudio pormenorizado para calcular bien las cargas y por lo tanto la producción necesaria, en el caso de una empresa o industria aislada de cierto calado, es mucho más importante. 

En este último caso, la tensión de trabajo será siempre de 48V.

Podríamos decir que el cálculo de una instalación fotovoltaica aislada a partir de ciertos consumos es desde luego “café para muy cafeteros”. Requiere de un profesional cualificado y especializado en esta materia, que pueda brindar a la industria en cuestión la autonomía que requiere, de forma estable y perdurable en el tiempo. 

¿Qué componentes tiene una instalación aislada sobre cubierta industrial?

La variedad en cuanto a componentes y esquemas de funcionamiento de una instalación fotovoltaica aislada para empresas es bastante mayor que en las instalaciones conectadas a red. Por lo tanto, no pretendemos reproducir aquí todas las opciones posibles.

 Con todo, en el caso de una instalación aislada para empresas, vendría a ser algo así: 

  • Paneles solares fotovoltaicos
  • Estructuras
  • Regulador
  • Cargador (opcional)
  • Inversor de aislada
  • Batería (obligatorias, a diferencia del autoconsumo conectado a red)
  • Grupo(s) electrógeno(s) o generadores (opcional)    

Nota: desde SOLARIX también podemos dimensionar e instalar tu sistema de bombeo solar directo.

Paneles fotovoltaicos y estructuras

Las placas o paneles fotovoltaicos generan electricidad al captar los fotones del sol, gracias al efecto fotoeléctrico.

Se instalan sobre la cubierta o en el suelo (debidamente nivelado y compactado). En el mercado existen numerosos modelos y marcas, paneles monocristalinos y policristalinos, de célula partida, etc.

De igual modo que en el autoconsumo conectado a red para empresas, debemos ajustar la inversión, lo que nos cuesta cada vatio instalado sobre la cubierta (el ratio €/Wp) para optimizar el sistema

La estructura debe adaptarse a la cubierta de la nave o edificio de tu empresa. Existen desde estructuras de hormigón para cubiertas planas autolastradas para soportar los efectos del viento, a estructuras coplanares especializadas para determinados materiales empleados en este sector (como los paneles sándwich, por ejemplo).

A veces es necesario modificar la orientación y/o la inclinación de los módulos mediante la fijación a la cubierta para garantizar una adecuada producción. 

Las estructuras soporte serán de aluminio anodizado, acero inoxidable o hierro galvanizado; la tornillería de acero inoxidable, y estarán calculadas para soportar vientos de por lo menos 150 km/hora.

Los paneles pueden ser de 36 células (12V) o de 72 células (24V), trabajando en conjunto con un regulador PWM. Si se opta por paneles de “conexión a red”, como se conoce a los paneles de 60 células, deberemos optar por un regulador MPPT.

En el caso de las instalaciones aisladas industriales, la potencia a instalar es habitualmente mucho mayor que en las instalaciones domesticas y el campo fotovoltaico suele estar compuesto por varias filas de paneles. Por este motivo, otro aspecto importante a tener en cuenta es la distancia mínima entre filas consecutivas para evitar la proyección de sombras.

Regulador de carga

El regulador es un dispositivo imprescindible en las instalaciones aisladas de la red. En esencia controla el proceso de carga de los acumuladores. 

Para consumos esporádicos, se emplean reguladores PWM, menos eficientes pero también más asequibles. Para una empresa aislada de la red, lo más interesante suele ser emplear los conocidos como reguladores MPPT que maximizan la producción

Inversor de aislada

El inversor en una instalación aislada convierte la corriente continua procedente de la batería (a 12, 24 ó 48V, dependiendo del sistema) en corriente alterna a 230V. 

Para instalaciones aisladas residenciales, podemos encontrar en el mercado “inversores 3 en 1”: regulan la carga, por lo que ya no es necesario instalar un regulador (inversor híbrido), actúan como inversor y además pueden cargar las baterías desde un generador (inversor-cargador). Si la empresa tiene consumos similares a los de un hogar, puede ser muy buena opción.

Por el contrario, si los consumos son mayores o contamos incluso con consumos trifásicos, el esquema se complica y deberemos recurrir a soluciones más complejas. Desde simplemente incorporar inversores de aislada de mayor potencia… a esquemas con varios inversores/cargadores y un inversor de red

“Espera, ¿has dicho inversor de red en una aislada?” Sí, efectivamente. 

Algunos fabricantes desarrollaron hace años este esquema denominado “acoplamiento en alterna”. Básicamente, conseguimos alimentar consumos sin pasar por las baterías directamente desde el inversor de red y, cuando hay excedentes, se cargan las baterías. Este funcionamiento eleva la vida útil de las baterías.

Sea como fuere, desde SOLARIX nos encargaremos de proponer un acoplamiento en continua o en alterna, dependiendo de cuál de ellos se ajuste mejor a tu caso en concreto. 

Cargador de baterías

Normalmente, es deseable que podamos cargar las baterías desde un grupo electrógeno (generador), aunque no es un elemento indispensable en el esquema de la instalación. 

De eso se encarga el cargador, que debe ser compatible con la tensión y el tipo de batería que empleamos.

Hoy en día hay inversores híbridos o inversores cargadores que llevan el cargador de baterías integrado. Además están dotados con relés para el arranque automático del generador por señal eléctrica (siempre y cuando el grupo electrógeno tenga esta funcionalidad).

Baterías

Las baterías o acumuladores son imprescindibles en los sistemas aislados de la red. Gracias a ellas, podemos consumir en diferido la energía generada a lo largo del día para poder satisfacer nuestra demanda. 

El dimensionamiento del banco de baterías es también una tarea compleja, ya que salvo que se trabaje con litio, no suele ser aconsejable ampliarlo hasta que cumplan con su vida útil y nos veamos obligados a cambiar todo el banco de baterías. 

Existen diferentes tipos de baterías que pueden ser idóneas para una instalación aislada, dependo de cada caso en particular: 

  • Baterías monoblock: son las más asequibles, pero tienen una vida útil muy reducida, de unos tres a cinco años. No deben instalarse nunca en lugares cerrados, ya que producen gases tóxicos. 
  • Baterías de ciclo profundo: son muy similares, pero han sido concebidas para un uso más intensivo y su vida puede llegar a los 7 años aproximadamente. 
  • Baterías AGM: también conocidas como “sin mantenimiento”. Se tratan de baterías seguras y con una larga vida útil (hasta 8 años) aunque son más costosas.
  • Baterías estacionarias: pueden ser OPZS, TOPZS o OPZV y son las más adecuadas para bancos de baterías en instalaciones con un consumo elevado. Se componen de vasos de 2V y pueden disponer de grandes capacidades para aportar la autonomía deseada. Son muy costosas pero pueden alcanzar los 20 años de vida útil.
  • Baterías de litio: las baterías de litio de 48V poseen las mejores cualidades en cuanto a vida útil, densidad energética o profundidad de descarga. Son altamente recomendadas en industrias con consumos medianos.

¿Por qué instalar placas fotovoltaicas en tu empresa o nave industrial aislada?

Los beneficios de instalar placas solares en una nave aislada industrial, o para cualquier otra empresa, son múltiples, tanto directamente económicos como en materia de imagen de marca:

  • Ahorro de combustible. 
  • Evitar ruido, olores y vibraciones. 
  • Evitar operaciones de mantenimiento: cambios de aceite, filtros…
  • Los paneles fotovoltaicos y, en general, los componentes de una instalación fotovoltaica aislada, no poseen elementos móviles y tienen una vida útil mayor a la de un generador. 
  • Mejora en la imagen de marca de la empresa gracias al empleo de energías renovables. 
  • Disminución de la huella ecológica de nuestro negocio. 

¿Y si tengo algún consumo ocasional mayor?

Para que podamos dimensionar tu sistema de forma adecuada, tienes que informarnos al detalle sobre qué consumos deseas cubrir

Esto es importante para todos los consumos, pero mucho más para ciertos consumos que puedan darse en una empresa o nave industrial aislada, como motores, soldadores, etc., que aunque se utilicen de forma ocasional, producirán una gran demanda de energía. 

No te preocupes, si esa demanda es muy ocasional, no sobredimensionaremos el sistema para cubrirla. 

Lo ideal es contar con un generador para que, mediante la suma de la producción fotovoltaica y de la energía generada por el grupo electrógeno, podamos satisfacer esa demanda energética eventual. 

El autoconsumo aislado para empresas e industrias, en cifras

  • Inversión: el coste de una instalación solar fotovoltaica aislada en el sector industrial varía ostensiblemente. Ya que estas instalaciones abarcan desde pequeños sistemas idénticos a los de una vivienda aislada, a instalaciones con múltiples inversores y gran potencia instalada. Decir una cifra concreta, por lo tanto, no es posible… pero en SOLARIX nos comprometemos a un sistema que se adapte a tus necesidades. 
  • Vida útil y mantenimiento: las baterías son el elemento más sensible, tanto en vida útil como en mantenimiento (aunque no es complejo). El resto de elementos puede durar entre 25-30 años. Las baterías, entre 4 y 20 años, dependiendo del tipo pero sobretodo de la capacidad, ya que la vida útil de las baterías se mide realmente en ciclos de descarga. A más capacidad de la batería menos ciclos de descarga profunda, y por consiguiente más años de vida útil.

Solicita presupuesto sin compromiso

Si eres particular y te interesa una instalación solar fotovoltaica para tu vivienda, tenga o no conexión a la red eléctrica, visita nuestra sección de autoconsumo residencial. Haz clic en la categoría correspondiente, o su imagen, para ampliar información.

Abrir WhatsApp
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?