Saltar al contenido
Solarix Studio Tortosa

Instalación autoconsumo colectivo

La transición hacia las renovables está en marcha y cada día se instalan más placas fotovoltaicas. En España, ahora que gozamos de un escenario legal proclive para apostar por esta tecnología, el primer objetivo han sido los hogares unifamiliares frente al autoconsumo colectivo.

Si lo piensas, es una consecuencia natural, a fin de cuentas la implementación de una instalación solar fotovoltaica es realmente sencilla si cuentas con tu propia cubierta.

Pero no podemos ni debemos conformarnos con eso… necesitamos ir un pasito más lejos. Nuestra nación es en la Unión Europea la de mayor porcentaje de población residiendo en pisos.

Es aquí, huelga decirlo, donde el autoconsumo colectivo cobra protagonismo (aunque no se circunscribe exclusivamente a este ámbito, también puede emplearse en naves industriales y en otros muchos casos).

¿Qué es el autoconsumo compartido o colectivo?

Autoconsumo colectivo, también denominado autoconsumo compartido, no es más que un grupo de autoconsumidores que, poniéndose de acuerdo, comparten una o varias instalaciones fotovoltaicas.

Tan sencillo como eso… y a la vez tan complicado. Ya que pueden darse un amplio abanico de casos, hay muchos flecos a tener en cuenta, etc.

Quizá por esa razón el autoconsumo colectivo sigue suscitando muchas dudas, siendo lo más aconsejable contar con el bagaje de un profesional que pueda asesorarte y guiarte durante el proceso.

Los autoconsumos colectivos pueden acogerse a las modalidades contempladas para cualquier autoconsumo, es decir:

  • Autoconsumo colectivo sin excedentes: instalaciones que requerirán de un equipo antivertido y que, gracias a los cambios legislativos y a la compensación de excedentes, son cada vez menos comunes.
  • Autoconsumo colectivo con excedentes acogido a compensación: aquellas instalaciones fotovoltaicas a las cuales la comercializadora eléctrica compensará por la energía vertida a la red.
  • Autoconsumo colectivo con excedentes no acogido a compensación simplificada: si la instalación es mayor de 100 kW o si es un autoconsumo colectivo en Red Pública (lo explicaremos más adelante), los excedentes se volcarán a la red en régimen de venta, no de compensación. A tal fin deberemos darnos de alta como generadores, lo que complica un poco los trámites administrativos.

¿Son rentables las instalaciones de autoconsumo compartido?

Respuesta corta: sí.

Solicita presupuesto instalación autoconsumo colectivo

El autoconsumo colectivo supone una grandísima oportunidad para que comunidades y empresas puedan compartir tanto la inversión como los beneficios derivados de una instalación solar fotovoltaica.

Y es que como siempre decimos en SOLARIX:

Generar y consumir tu propia electricidad es hoy por hoy no sólo una cuestión medioambiental… es rentable”.

Una instalación compartida siempre va a resultar más asequible para cada uno de los autoconsumidores que participen, frente a la alternativa de comprar cada uno de ellos individualmente un kit fotovoltaico con su instalación correspondiente.

Es así por varias razones, para empezar por las economías de escala, ya que lo habitual es que la relación €/Wp (es decir, inversión/potencia instalada) sea menor cuanto más kW tenga nuestra instalación fotovoltaica.

Por otra parte, porque “simplificamos” la instalación. Nos ahorramos por ejemplo el disponer de un inversor con sus protecciones pertinentes para cada autoconsumidor.

Por lo demás, la rentabilidad de este tipo de instalaciones depende de los mismos factores que en una instalación fotovoltaica convencional: tus curvas de consumo, la producción de tu cubierta, etc. Y del mismo modo, puedes acogerte a ayudas y subvenciones.

Autoconsumo colectivo a través de la Red Pública

Tenemos dos esquemas posibles para un autoconsumo colectivo: en Red Pública o en Red Interior.

En este caso, la instalación fotovoltaica vierte directamente a la Red Pública de distribución aguas abajo del transformador, pasando por un contador bidireccional.

Aunque no se nos puede aplicar ningún cargo por la energía que autoconsumimos, el distribuidor sí aplicará un pago por el uso de la red… pero que no cunda el pánico, en Baja Tensión (que es lo habitual) no vas a pagar ningún tipo de peaje.

Si vertemos toda la producción a la red eléctrica… ¿cómo se reparte entre los autoconsumidores?

Es una pregunta más que razonable, y es que realmente un autoconsumo colectivo en Red Pública es realmente un “autoconsumo virtual”. No se reparte la energía, sino que se vierte y posteriormente se descuenta a cada vecino.

Pongamos un ejemplo: cinco vecinos han acordado repartirse al 20% la energía generada y la instalación está produciendo 100 kWh, le corresponderían 20 kWh a cada uno que por lo tanto no pagarán en sus facturas.

Pide oferta instalación fotovoltaica para tu comunidad

¿Y qué pasa si en ese mismo instante uno de ellos consume 15 kWh siendo la producción de 20kWh? ¿O si se va de vacaciones y no consume nada?

El único aspecto negativo de este esquema es que no podemos acogernos a la compensación simplificada de excedentes. Pero sí venderla como productores en el mercado eléctrico (aunque eso complica un poco los trámites a realizar).

Hay que tener en cuenta, no obstante, que esa traba se solventará en el futuro con los coeficientes de reparto dinámico para que, si por ejemplo uno de los vecinos está de viaje, su 20% no se deseche, sino que se reparta entre el resto de autoconsumidores. Una variante muy interesante y que, si bien aún no ha sido desarrollada, está a la vuelta de la esquina.

Autoconsumo colectivo mediante la Red Interior

En este caso, el esquema de la instalación se parece más a un autoconsumo al uso, como en cualquier vivienda unifamiliar.

En lugar de conectar la instalación de generación fotovoltaica a la Red Pública, se conecta a la Red Interior del edificio autoconsumidor o de los edificios de cada uno de los autoconsumidores (como en los tres edificios de la imagen).

No obstante, el RD 244/2019 establece que no podemos conectar directamente el autoconsumo colectivo a la Red Interior de cada casa. Es decir, si estamos ante un bloque de viviendas con una instalación fotovoltaica en la azotea, no podemos sacar los cables de alterna desde la salida del inversor y conectarlos a cada cuadro.

Esta salida debe estar centralizada en un mismo contador, que estará a su vez asociado al centro de transformación o al contador general de tu finca.

Por lo demás, para acogerse a esta modalidad, todos los consumidores del autoconsumo colectivo deben estar en la misma modalidad de autoconsumo. Pero no es necesario que contratéis el suministro con la misma comercializadora.

Exigencias normativas para poder compartir una instalación

El ya citado Real Decreto 244/2019 es el documento más importante que debemos conocer en cuanto a instalaciones de autoconsumo compartido. En él se establecen tres requisitos para realizar un autoconsumo colectivo a través de la Red Pública, de los cuales debemos cumplir al menos uno de ellos. Ojo, sólo uno de ellos, para tener luz verde:

  • Los autoconsumidores deben estar conectados al mismo Centro de Transformación, haciendo dicho centro de transformación la distribución en Baja Tensión.
  • La planta generadora debe estar, como máximo, a 500 metros en planta de los autoconsumidores. La instalación fotovoltaica puede por lo tanto situarse a ras de suelo y abastecer a varios edificios, o en la cubierta de una nave industrial alimentando a varias de ellas… etc.
  • Tanto la instalación fotovoltaica como los inmuebles autoconsumidores, deben compartir los primeros 14 dígitos de la referencia catastral.

Presupuesto instalación autoconsumo compartido

Nota: para el caso de un autoconsumo colectivo en Red Interior, estos puntos no son de aplicación.

En resumen, puntos clave de un autoconsumo compartido: 

  • Si estás pensando en optar por un autoconsumo compartido, has de saber que son de vital importancia los contratos acordados por los particulares. De ellos dependen factores tan relevantes como el reparto de la energía.
  • Hay dos esquemas posibles para el autoconsumo compartido, mediante Red Interior o haciendo uso de la Red Pública. Nosotros te asesoraremos para optar por la solución que mejor se adapte a tu caso concreto.
  • En el futuro deberíamos poder acordar coeficientes dinámicos para el reparto de la energía que, hoy por hoy, son fijos. Dicho mecanismo aún no ha sido desarrollado.
  • Una comunidad de vecinos aúna a muchos propietarios con inquietudes, dudas o sugerencias que no tienen por qué ser coincidentes. Lo ideal es que os mostréis partícipes durante todo el proceso para que tengáis claro qué se va a instalar, así como las ventajas que os va a proporcionar el sistema fotovoltaico tanto a nivel colectivo como particular. Nosotros haremos todo lo posible para que no queden dudas sin resolver.

¿Aún no te has decidido? ¿Qué te parece una cómoda financiación?

Los proyectos de autoconsumo colectivo se perfilan, sin duda alguna, como una de las inversiones más demandadas en el futuro próximo.

Es por eso que podemos ofrecerte excelentes condiciones de financiación para hacer realidad tu instalación. ¿A qué esperas para poner a producir la cubierta de tu comunidad de vecinos?

Abrir WhatsApp
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?