Saltar al contenido
Solarix Studio Tortosa

instalación autoconsumo industrial

Una instalación de autoconsumo industrial o de autoconsumo en empresas (englobamos aquí ambas) conectada a red, genera todavía más beneficios a sus propietarios que en el sector residencial. 

El motivo es que para las empresas, en un entorno cada vez más competitivo y con precios de la energía en aumento, disponer de una parte de la energía que consumen, de forma gratuita… deriva en un considerable aumento de competitividad. Es así especialmente en el caso de empresas que demandan una gran cantidad de energía, como las grandes naves industriales.

Pero también para pymes, edificios de oficinas, etc., que han de optimizar cada céntimo de sus cuentas. 

Apostar por las renovables, respetuosas con el medioambiente, repercute además directamente en la imagen de marca de tu empresa.

Ni que decir tiene que ahora y por desgracia, con la crisis económica derivada de la COVID-19, la competitividad, la eficiencia energética y la búsqueda por destacar sobre la competencia son factores aún más relevantes.

Por otra parte y aunque en SOLARIX apostamos siempre por componentes de calidad y fiables, es justo decir que en el sector empresas se requiere, aún más, una sólida apuesta por estos parámetros. Así como un buen dimensionamiento, acorde a las necesidades del cliente.

Mientras que en un hogar no resulta especialmente grave paralizar la instalación fotovoltaica de autoconsumo durante unas horas, o incluso varios días. Una avería similar o un dimensionamiento erróneo pueden ocasionar severas pérdidas a una industria.

¿Qué es el autoconsumo industrial?

El autoconsumo industrial o en empresas consiste en que una entidad, de cualquier sector, sea capaz de generar y autoconsumir parte de la energía que precisa para fabricar sus productos u operar con normalidad, en definitiva, en el día a día.

Lo más común es que contemos con el apoyo de la red eléctrica. Aunque puede darse el caso, por ejemplo en ciertas explotaciones agrícolas o ganaderas, de autoconsumos industriales aislados de la red.

Del mismo modo que en un autoconsumo residencial, el dimensionamiento en un autoconsumo industrial debe realizarse cubriendo una cuota de consumo que implique un ahorro considerable en la factura y, a la vez, teniendo en cuenta la inversión para que el periodo de retorno sea atractivo.

Obviamente, y dado que los consumos en industria pueden superar con creces a los del sector residencial, en este caso inversiones mucho mayores pueden arrojar periodos de retorno de la inversión más ajustados.

Instala placas fotovoltaicas en tu empresa

Modalidades de autoconsumo industrial

Las instalaciones fotovoltaicas industriales pueden acogerse a las mismas modalidades, contempladas según la normativa, para cualquier otro autoconsumo. Es decir:

  • Autoconsumo SIN excedentes: se trata de instalaciones que, pese a estar conectadas a la red, disponen de un sistema antivertido para no inyectar excedentes a la misma (de acuerdo con la ITC-BT-40).
  • Autoconsumo CON excedentes acogido a COMPENSACIÓN: en este caso los excedentes de energía son inyectados a la red, pudiendo recibir una compensación por ellos en cada periodo de facturación (mes a mes), respecto a la energía consumida de la red.

    Aunque en el sector residencial siempre es posible acogerse a esta modalidad, no es así en el ámbito industrial, ya que la potencia total de la instalación no debe ser superior a 100 kW.
  • Autoconsumo CON excedentes NO acogido a COMPENSACIÓN: cualquier autoconsumo que no entre en las dos categorías citadas anteriormente. Al no contar con una compensación simplificada, los excedentes pueden venderse en el mercado eléctrico.

Legalización de una instalación industrial

Una de las preocupaciones que nos expresan comúnmente los clientes tiene que ver con los trámites necesarios para legalizar una instalación fotovoltaica. En la actualidad y gracias al Real Decreto 244/2019, la tramitación de las instalaciones es más sencillo que antes.

Si tienes una pequeña o mediana empresa y te planteas instalar placas, los trámites serían los mismos que para una instalación residencial. El proceso de legalización y la documentación a presentar dependen de la modalidad a la que se acoja la instalación y de su potencia.

Si por el contrario estamos ante una industria, los trámites son algo más complejos.

Por ejemplo, si la instalación de autoconsumo industrial es mayor de 15 kW y con excedentes, necesitamos gestionar los permisos de acceso y conexión. Y si sobrepasamos los 100 kW pueden reclamarnos incluso autorizaciones ambientales.


En nuestro blog tienes una guía sobre legalización de instalaciones fotovoltaicas por si necesitas más información.

Sea como fuere, no debes preocuparte de estos aspectos. En SOLARIX nos encargamos de llevar a cabo los trámites pertinentes para que tu instalación cumpla con todos los requisitos legales.

El único aspecto que debes gestionar es, en su caso, la licencia menor de obra con tu Ayuntamiento.

¿Cuál es la rentabilidad del autoconsumo industrial?

En SOLARIX sabemos que la concienciación ambiental es importante a la hora de dar el paso a la fotovoltaica, pero la rentabilidad es esencial, en especial en las empresas.

Sea como fuere, instalar paneles solares en la cubierta de tu edificio de oficinas o nave industrial es rentable.

Con los costes actuales de los materiales que componen una instalación, la propia mano de obra, etc., y teniendo en cuenta los consumos de ciertas empresas, una instalación de autoconsumo industrial puede rentabilizarse en periodos impensables para las instalaciones domésticas.

En el mejor de los casos, con un consumo abultado derivado de procesos productivos que demandan mucha energía, espacio para las placas y buena orientación, una empresa puede recuperar la inversión de una instalación de autoconsumo industrial… ¡en apenas 3 ó 4 años!

Si hablamos de pequeñas y medianas empresas, las cifras son muy similares a las del autoconsumo residencial. En SOLARIX siempre analizamos cada caso concreto, atendiendo a las necesidades del cliente y sus consumos, y elaborando un estudio económico pormenorizado que te informará sobre todos estos detalles.

¿Qué componentes tiene una instalación de autoconsumo para empresas?

Cualquier instalación fotovoltaica de autoconsumo industrial posee, en términos generales, los siguientes componentes:

  • Paneles solares fotovoltaicos
  • Estructuras
  • Inversor de red
  • Medidor de consumo
  • Batería (si la hubiere)
  • Protecciones y pequeño material

Si bien estos elementos en una instalación solar de autoconsumo son los mismos a grandes rasgos en el sector residencial que en empresas, puede haber pequeñas variaciones que merece la pena comentar con más detalle. 

Presupuesto instalación autoconsumo empresas

Paneles solares fotovoltaicos y estructuras soporte

Por lo general, cuando hablamos de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en empresas, se habla de naves industriales o grandes edificios

La cubierta (espacio disponible), no suele ser un factor limitante, pero a pesar de ello se recurre a paneles de alta potencia. El motivo es que aunque el panel tenga un coste mayor, el ratio €/Wp es ya muy similar a modelos de potencia menor, ahorrando sin embargo costes en estructura y en mano de obra.

Así podemos ajustar la inversión, lo que nos cuesta cada vatio instalado sobre la cubierta para optimizar el sistema.

Inclinación y orientación

En Cataluña, la inclinación óptima para instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, cuyo objetivo es captar la máxima energía posible a lo largo del año, sería de unos 35º aproximadamente. Respecto a la orientación y como simplificación, el sur geográfico es que más producción arroja a lo largo del año.

No obstante, la ventaja como hemos indicado anteriormente de las instalaciones industriales, es el espacio disponible.

Y como las desviaciones de hasta 40º en azimut (orientación) y del 20º en la inclinación sólo suponen un 5% de pérdida de rendimiento… lo más común en estos casos es optar por una instalación coplanar, compensando la falta de inclinación o que la instalación no posea una orientación perfecta, instalando unos pocos paneles adicionales.

Si estamos ante un edificio de oficinas, por ejemplo, con cubierta plana, las estructuras de hormigón Solarbloc que empleamos suponen una excelente solución.

Otra posibilidad empleada en naves industriales es dividir el campo fotovoltaico en dos, orientando una parte al este y la otra parte al oeste. Lo que se conoce como distribución este-oeste. De este modo se obtiene una menor producción, pero mucho más homogénea a lo largo del día (lo que en una industria con consumos a lo largo de todo el día… puede dar pie a un mayor porcentaje de autoconsumo).

Cada proyecto concreto requiere de un análisis y una solución específicas.

Optimizadores de potencia

En las instalaciones industriales no es tan común el empleo de optimizadores de potencia, salvo que debamos instalarlos para combatir sombreados parciales. Por ejemplo por objetos presentes en la misma como salidas de humos, o en los alrededores, como árboles o edificios circundantes.

Pero ojo, eso está cambiando… y es que si bien es cierto que al contar con muchos paneles en una instalación industrial, la inversión en optimizadores de potencia se dispara, las instalaciones industriales con optimizadores aportan producciones muy interesantes.

Y ahora, además contamos con optimizadores que soportan dos placas, lo que permite contener los costes de este sistema.

Inversor de red

Los inversores de red para empresas son, como cabría esperar, generalmente de potencia mayor que los inversores para el sector residencial, en ocasiones mucho mayores si nos ceñimos al ámbito industrial. También es mucho más frecuente encontrarse con suministros trifásicos.

Por otra parte, la variedad de demanda de energía en el sector empresas es mucho mayor que en el doméstico.

Las instalaciones pueden ir desde unos pocos kWp con un esquema calcado al de las residenciales, a instalaciones de varios cientos de kWp, o incluso mayores, que precisan el trabajo conjunto de varios inversores. También hay que tener en cuenta que ciertas cargas que no suelen estar presentes en el sector doméstico y que pueden tener picos considerables de consumo en su arranque.

El inversor o inversores, se encargan de convertir la electricidad continua que procede de las placas, en electricidad alterna, la que precisa la empresa o industria.

Medidor de autoconsumo

Del mismo modo que en el sector residencial, precisaremos medidores de autoconsumo para ayudar al inversor o grupo de inversores. Aunque en este caso pueden requerirse equipos que soporten potencias mucho mayores y más precisos. 

Los medidores de consumo se conocen comúnmente como energy meter, meter a secas o vatímetro.

Baterías

Las baterías o acumuladores tienen como finalidad guardar los excedentes generados por la instalación fotovoltaica para poder autoconsumirlos más tarde

Sin embargo, se trata de una opción menos interesante que en el sector residencial. 

Para comenzar, muchas empresas no tienen consumo durante la mañana o la noche (oficinas, sin ir más lejos), en estos casos las baterías carecen por completo de sentido. 

Pero las empresas que sí suelen tener consumos fuera del horario laboral “convencional”, como las grandes empresas de producción que trabajan de forma ininterrumpida, tienen un consumo tan elevado que la instalación de acumuladores acarrearía una inversión demasiado costosa.

Obviamente existe un gran abanico de casuísticas y hay que estudiar la actividad de cada empresa en concreto… es posible que, para la tuya, puedan ser una buena solución. También es frecuente ver en empresas sistemas ajenos al ámbito residencial, como los Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI), o en inglés Uninterruptible Power Supply (UPS)

Si creemos que un banco de baterías puede ser rentable para tu empresa, lo estudiaremos. 

¿Por qué instalar placas fotovoltaicas en tu empresa?

Esencialmente, la generación y el autoconsumo de electricidad proporcionará a una empresa un ahorro económico en forma de ahorro considerable en la factura de electricidad. Pero además:

  • Aumento, por consiguiente, de la competitividad de la empresa al reducir gastos y/o poder invertir ese dinero en otras partidas. 
  • Generación y consumo de electricidad verde, sin emisiones de CO2, contribuyendo en la transición renovable y en la consecución de un modelo energético más sostenible y respetuoso con el medioambiente. 
  • Más eficiente, incluso, que los grandes huertos solares ya que generas la electricidad en el punto de consumo, evitando las pérdidas ocasionadas por el transporte de energía. 
  • Mejora de la imagen de marca de tu empresa, tanto de cara al cliente, como de cara a la plantilla. 
  • Aumento del valor del activo. 
  • Ayuda a dinamizar la economía y a generar el empleo.

El autoconsumo en empresas en cifras

El autoconsumo fotovoltaico conectado a red en empresas requiere de una mayor inversión y de un mantenimiento más exhaustivo que su homólogo residencial. Sin embargo, también ofrece periodos de amortización más bajos que en el sector residencial y proporciona importantes ventajas competitivas:

  • Inversión: desde unos pocos miles de euros hasta cifras mucho mayores. Por ejemplo, el precio para una instalación fotovoltaica de 100 kWp rondaría de media los 0,7€ por vatio instalado. Es importante recalcar que la inversión por vatio pico instalado depende de muchos factores, pero es cierto que baja a medida que aumenta la potencia instalada (economías de escala).
  • Mantenimiento: monitorización del sistema para comprobar su correcto funcionamiento. Sobre todo en instalaciones de potencia elevada, revisión de todos los componentes por personal cualificado con carácter anual. Limpieza de las placas solares.
  • Vida útil: 25-30 años.
  • Retorno de la inversión: 3-8 años.

Solicita presupuesto sin compromiso

Localidades en las que trabaja SOLARIX

SOLARIX STUDIO SL es una empresa instaladora en baja tensión HABILITADA, categoría ESPECIALISTA (EIBTE), con número de RASIC 105000639. Estamos afincados en Roquetes (Tortosa) y apostamos por garantizar proyectos de calidad, con primeras marcas y acabados, contando además con el soporte que nos brinda nuestro equipo de ingeniería.

Ofrecemos nuestros servicios en todo el territorio de Terres de l’Ebre.

¿Quieres saber si trabajamos en tu comarca? ¡Compruébalo en el listado de más abajo!

¿Tu instalación es para una vivienda en lugar de una empresa?

Si eres particular y estás interesado en una instalación solar fotovoltaica para tu vivienda, con o sin conexión a la red eléctrica, visita nuestra sección de autoconsumo residencial. Haz clic en la categoría correspondiente, o su imagen, para ampliar información.

Abrir WhatsApp
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?